¿Cómo se usa la aguja para prueba de oro?

aguja prueba de oro

 

 

En el apasionante mundo de la joyería y la relojería, uno de los temas que suscita mayor interés es la autenticidad de los metales preciosos, especialmente el oro. Saber si una pieza de joyería es realmente de oro es fundamental tanto para los coleccionistas como para los compradores que buscan invertir en piezas genuinas y de alta calidad. Aunque existen diversas técnicas y herramientas para llevar a cabo esta verificación, una de las más tradicionales y accesibles es el uso de la aguja para prueba de oro. A continuación vamos a investigar, con todo lujo de detalles, cómo se utiliza y por qué es importante dentro del mundo de la joyería.

 

 

 


 

La aguja para prueba de oro: una herramienta sencilla pero efectiva

La aguja para prueba de oro es una herramienta que ha sido empleada durante décadas por joyeros y expertos en metales preciosos para determinar la autenticidad del oro. A pesar de su simplicidad, esta técnica puede proporcionar información valiosa sobre la composición de una pieza de joyería. Con ella vamos a descubrir no solo si se trata de una pieza de oro puro, sino también cuál es su calidad y grado de pureza.

 

Paso a paso para usar la aguja para prueba de oro

 

1. Reúne los materiales necesarios

Antes de comenzar la prueba, es crucial asegurarse de contar con los materiales necesarios. Parar llevarla a cabo necesitarás: agujas de oro puro (generalmente es un juego compuesto por varias puntas de distintos kilatajes), el ácido correspondiente, la pieza de oro que se desee probar y una estrella de toque.

2. Frotar sobre la estrella de toque

Elegimos una zona discreta de la joya, puede ser el reverso o el lugar menos visible. Lo frotamos sobre la estrella de toque, cuya superficie es de tono oscuro y veremos como deja una línea de color amarillo brillante. Esto significa que se trata de oro puro. En el caso de que la marca sea poco visible o muy frágil, posiblemente sea un chapado o, incluso, ni siquiera eso.

3. Comparar con las agujas de oro

Junto a la línea que hemos marcado en la estrella de toque, perteneciente a la joya, vamos a hacer nuevas líneas con las agujas de oro de distinta pureza. Iremos marcando los distintos kilatajes a los que pertenecen (10, 14, 18, 24 K).

4. Verter ácido de prueba sobre las marcas

El paso siguiente es verter un poco de ácido de prueba sobre las marcas que hemos realizado en la piedra y esperamos unos minutos para ver su reacción. Cada aguja, con su distinto kilataje, cuenta con un ácido exclusivo. Así que iremos probando uno a uno cada uno de ellos. 

 

Si el oro es de igual kilataje o superior, el color y la apariencia de la marca realizada con la joya será igual. Si su kilataje es más bajo, la marca se disuelve rápido. Si la pieza que estamos probando tiene un kilataje más alto, no se disolverá o lo hará muy lentamente.

5. Cuidado con los resultados

Es importante recordar que esta prueba no fiable al 100 %. Otros metales, como el oro de baja calidad o las aleaciones de oro, también pueden dejar una marca dorada. Por lo tanto, la prueba de la aguja es una indicación inicial, pero no definitiva, de la autenticidad del oro en una pieza de joyería.

La mejor solución: confiar en los expertos

Aunque la prueba de la aguja puede ofrecer pistas sobre la autenticidad del oro en una pieza de joyería, es esencial destacar que no es una técnica definitiva. Para obtener resultados precisos y confiables, especialmente en piezas de gran valor, es recomendable acudir a expertos en esta materia

 

En Kirman somos especialistas en maquinaria profesional de joyería y relojería. Comprendemos la importancia de contar con herramientas de alta calidad y precisión para determinar la autenticidad de los metales preciosos. Nuestras máquinas utilizan tecnología avanzada, como láseres de corte y grabado, para brindar resultados excepcionales. No confíes únicamente en técnicas caseras, confía en la experiencia y la tecnología que ofrecemos en Kirman, porque la inversión en piezas de joyería y relojería de calidad merece la mejor atención.

 

SUBIR