Relojes de horas saltantes, qué son y un poco de historia

Relojes de horas saltantes | Kirman

Es increíble lo poco que se reconoce el aporte de la relojería al desarrollo de la humanidad. Para muchos, un reloj, es un simple instrumento que mide el tiempo y que al menos, dos veces al día, da la hora correcta. Solo los amantes de la relojería saben que al destapar un reloj, se abre una puerta mágica que nos permite maravillarnos con el ingenio humano y lo ilimitado de su capacidad.

Una muestra de esa genialidad, es el reloj de horas saltantes. Una maravilla de la ingeniería, artesanía y prodigio detrás de las manos de cada relojero.


¿Cómo funciona un reloj de horas saltantes?

Un reloj de horas saltantes, funciona mediante un complejo mecanismo en el interior de la caja, con centenares de piezas que reflejan en la esfera dos posiciones básicas:

  • Una pequeña ventana muestra las horas en un rango numeral del 1 al 12. Este indicador cambia de número instantáneamente al alcanzar los 60 minutos, avanzando o “saltando” al número inmediatamente superior, lo que da el nombre al reloj.
  • Una aguja indica la rotación de los minutos. Esta medición, cambia de acuerdo al criterio del relojero. Algunos lo expresan en términos de 5 minutos o incluso, en rangos de cuartos de hora. El funcionamiento de esta visualización, se realiza a través una complicación de la maquinaria de reloj tradicional. Una serie de discos rotativos, compuestos de varios centenares de piezas, accionan la rotación del movimiento cada 60 minutos. Requiere del relojero una dedicación extrema en la confección y ensamblaje de cada una de las partes, lo que puede llevar varios días en completar un solo reloj. Debido a esto, muy pocas firmas se toman el tiempo y el esfuerzo en fabricar relojes de horas saltantes. Por si todo este gran esfuerzo no fuera suficiente, hay relojeros que suben un poco más la barra y adicionan tourbillones o repetidores de minutos. Otros, imprimen su firma personal en la lectura de los minutos, con emulación a otro tipo de contadores o ventanas minuteras.

Un poco de historia

El relojero de la corte francesa Blondeau, realiza en 1830 un reloj de pulsera con una lectura del tiempo diferente y un complejo mecanismo interior. Considerado por algunos como el pionero de los relojes saltantes.

No obstante, en 1882, el ingeniero austríaco Josef Pallweber, muestra una exhibición de relojes de horas saltantes, patentando el mecanismo de funcionamiento que es seguido por muchos relojes actuales. Los relojes de hora saltante, alcanzaron un gran auge en los años 20 's del siglo pasado, cuando eran lucidos en las muñecas de algunas personalidades como una muestra de lujo y buen gusto por la relojería.


La actualidad del reloj de horas saltantes

Un reloj de horas saltantes, es una pieza muy apetecida por coleccionistas de relojes y entusiastas de la relojería como una combinación de arte e ingeniería. Muchos de los relojes más apreciados pertenecen a colecciones vintage que emulan la época dorada del reloj saltante de los años 20.

Sin embargo, existen versiones modernas de este tipo de mecanismo, que alcanzan muy buenas valoraciones en el mercado mundial. Algunos de los mayores exponentes en la actualidad son:

Audemars Piguet

La firma suiza de relojes, cuenta con varios modelos de relojes de horas saltantes. Algunos, son altamente apreciados por los amantes de los relojes y pueden llegar a precios de 6 cifras. Por ejemplo, el Jules Audemars Piguet 26356 PT Platinum, cuyo precio de venta actual está cercano a 320.000€.

A. Lange & Söhne

La marca de relojes de lujo alemana, ha fabricado relojes de horas saltantes desde hace varias décadas. Sus modelos, muestran un mecanismo bien cuidado y con atención al lujo y los detalles, convirtiéndolo en uno de los más apreciados en la actualidad. Destacan colecciones como Zeitwerk y la colección Richard Lange, con modelos con precios cercanos a los 50.000€ por pieza.

Gerald Genta

El legado del famoso relojero suizo, permanece indeleble en sus modelos de relojes de horas saltantes. La maestría de Genta, se puede apreciar en sus modelos clásicos como el Gerald Genta Safari Bronze o en opciones más modernas como el Retro Sport, cuyos precios oscilan entre los 3.000 y 10.000€.

Meistersinger

La firma alemana, ha sentido una verdadera pasión en la fabricación de modelos de relojes de hora saltante, con precios más accesibles y con altos estándares de calidad. Modelos como el Meistersinger Salthora Meta X o el Black Dial, cuyos precios oscilan entre los 1500 y 2500€.

Los relojes de hora saltante, han sabido romper las barreras del tiempo y el espacio. Son actualmente muy apreciados y considerados verdaderas joyas en las arcas de los coleccionistas más avezados, quienes conocen el valor de una pieza atemporal y una verdadera muestra del prodigio humano representado en la relojería.

SUBIR